El Wu y El Wen


La importancia del yoga para el autocontrol es evidente, pero igualmente valioso es el canto de palabras sagradas.

La creencia en que el último pensamiento determina el destino del alma después de la muerte promovió la «conducta correcta», Al morir, el alma era transportada al purgatorio donde «experimentaba muchos tormentos».

Había dieciséis clases de infiernos, con diferentes castigos para diferentes tipos de pecado 16 Para quienes no eran pecadores, el destino último era el «paraíso occidental» de Amitabha. «Allí hay siete fuentes de las que manan las aguas de las virtudes justas. Durante seis horas cada mañana y noche hay una lluvia de flores celestiales.

Cada mañana los benditos ofrecen flores celestiales a los incontable Budas que regresan a su tierra para la hora de la comida. La repetición continua del nom. bre de Amitabha era un factor que garantiza la llegada a este ciclo. Esto se encuentra ya demasiado lejos de la visión de Gautama.

Un último factor para la difusión del budismo en la China de la dinastía Han fue la emergencia de una dicotomía entre wen y wu.

El wen está vinculado a la escritura, la cultura literaria y los valores  asociados a ella: pensamiento reflexivo, moralidad racional, persuasión, civilización. El wu, por su parte, significa violencia, fuerza, orden militar.

Los consejeros confucianos menospreciaban el wu y favorecen el wen Pero esta elección tuvo repercusiones bastante desafortunadas.

En primer lugar, distanció a la clase gobernante de los campesinos en las provincias, lo que debilitó la unidad del país alrededor de la dinastía y lo hizo más susceptible a los ataques desde la periferia e incluso desde el exterior. Y en segundo lugar, convirtió al confucianismo como es- tructura de pensamiento y de creencias en algo cada vez más alejado de la gente común, con lo que se convirtió en un sistema intelectual reservado a la elite.

Hacia 220 d.C. las familias aristocráticas del norte iniciaron una revuelta y en medio del caos resultante, los turcos Toba, un pueblo de las estepas septentrionales, invadió y estableció la dinastía Wei. Ellos también eran budistas.

1 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *